Todos en varios momentos de la vida, incluso del año sentimos, cansancio, estrés, ansiedad,  astenia, fatiga, agotamiento, pena, etc.

En primavera siempre escuchamos hablar de la astenia primaveral y últimamente se habla también de la astenia otoñal. Pero los mismos síntomas los podemos sentir en todos los cambios de estación.

Pero, ¿qué produce estos síntomas y cómo los combatimos?

La astenia otoñal se caracteriza por una alteración de la melatonina, una hormona que regula entre otros, los ciclos de día y noche. Con los cambios de estación y hora se reducen las horas de luz, lo que hace que aumente esta hormona, en detrimento de la serotonina. Por este motivo aparece el cansancio, el sueño, la apatía y en ocasiones la pena y la melancolía.

Para mejorar estos síntomas es muy importante mantener unos niveles normales de serotonina (entre 101 a 283 ng/mL), lo podemos comprobar mediante un examen o análisis de sangre.

La Serotonina también conocida como la hormona de la felicidad es un neurotransmisor que regula nuestro estado de ánimo.

¿Para qué sirve?

Entre otras funciones:

  • Regula la cantidad de comida que debemos comer
  • Mejora el deseo sexual
  • Equilibra la temperatura que debe tener el cuerpo
  • Controla las actividades cognitivas y perceptivas
  • Ayuda a elaborar la Melatonina

Ahora vamos a ver cómo podemos ayudar a nuestro cuerpo y a nuestra mente a estar más armónicos.

¿Cómo podemos nutrir nuestro cerebro?

  • Aumentando los niveles de triptófano y ácidos grasos omega 3 y 6 por ejemplo
  • A través de la alimentación:
    • Semillas
    • Pescados azules (salmón, atún, sardinas)
    • Huevos ecológicos
    • Quesos curados
    • Cereales integrales (avena, arroz, trigo sarraceno, mijo, etc.)
    • Frutos secos
    • Quínoa
    • Legumbres
    • Germinados
    • Frutas; plátano (banana), piña, aguacate
    • Alimentos de temporada como la calabaza, el brócoli y las setas.
  • Tomar 2 litros de líquidos al día, principalmente agua o infusiones.
  • Reducir la ingesta de azúcares refinados, grasas, harinas refinadas, sal yodada y/o refinada, alcohol, bebidas azucaradas, alimentos industriales (ultraprocesados).
  • Evitar los antidepresivos, ansiolíticos o tranquilizantes
  • Hacer algún tipo de ejercicio aunque sea caminar unos 30 minutos al día
  • Bailar
  • Practicar algún tipo de meditación y/o alguna técnica de respiración y relajación (mindfulness)
  • Tomar complementos alimenticios cuando lo necesitemos (desayuno, almuerzo y/o cena x-x-x)    Pinchando en cada complemento podrás adquirlo a través de Amazon

En el caso de la vitaminas del tipo B, podemos tomar juntas la B6 y la B12 o más recomendable el complejo B Complex

(Mi opinión o recomendación si andamos sin baterías: tomar seguro el HTP-5 o triptófano y el B Complex)

Consulta con tu médico o terapeuta

          

(*) Dosis recomendadas, siempre consultar antes con un médico o terapeuta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here